Menu
Menu

Radio X

ENTRA MÚSICA DE SCORPIONS, WINDS OF CHANGE, A PRIMER PLANO, HASTA TERMINAR EL ACORDE DE LA GUITARRA EN EL SEGUNDO 35. BAJA A FONDO Y SE QUEDA HASTA TERMINAR LA ROLA.

LOC…I (YO ESCOGERÍA UNA VOZ TEQUILERA, RASGADA, DE 35 AÑOS, CASI FEA PERO MUY CLARA)

Ya para entonces abríamos los brazos a la pulcra doncella que nos prometió la infancia. Las equis nos marcaban con su sello generacional. Vivan las hormonas despedazándonos la cara. Seremos adolescentes, payasos con alas en los pies. La época del SIDA ha entorpecido los sueños del poeta, la promiscuidad, no lo hagas nunca sin condón. Venga pues el sexo que ahora lo miramos con nostalgia y poquito de culpa. El derrumbe de las ideologías, el nihilismo como única frontera, el porvenir como una imagen desesperanzada. “Nada antes, nada después; el mito murió con nuestros padres. Nuestro tiempo no es irreverente, sino indiferente. Narciso ha reaparecido, se mira en el espejo y no se ama”.

 Cuelgo la bocina del teléfono con la voz chillona que me mandó al diablo, y ese chamuco ahora me acompaña. Dejé de escribir en mi diario, para ponerme serio y cabalgar al ritmo del mítico yuppie de los noventas. Sin embargo murió de súbito. Le pesaron los fragmentos filosos de la metralla. ¿Cuál de todos mis amores ha de comprar las flores de mi funeral? Y tengo que rescribir la historia. ¿Has visto un gato sin sonrisa, o una sonrisa con gato? Pregúntale a Alicia en el país de las maravillas. Creo que está perdida.

En mi lista de deseos. Apunté- pensé- creí que a partir de los ochentas las cosas irían mejor. Generaciones tras generaciones. Quedaron los viejitos que hoy gobiernan como eternos tótems, con sus mismas erratas y si con las mismas quejas.

Pista, Pista, danzón dedicado a Joaquín Sabina y los consejos infalibles de un viejo sabio. 

ENTRA MÚSICA DE JOAQUÍN SABINA A PRIMER PLANO, ASI, SIN AGUA VA, DISCO YO MI ME… TRACK 8, 10 SEG EN LA CANCION Y SIN EMBARGO. (DE PREFERENCIA TENER AL LADO UNA CHICA (O) DE TU MEJOR GUSTO, VELITAS, CERVEZA Y TODA LA NOCHE) QUEDA EN FONDO.

—Allá tu si me olvidas– Dije con la resignación y la advertencia de la frasecita. Me puse loco, loco. Tomamos un taxi, abrimos las compuertas del deseo, en esas noches donde sólo quedan los restos de lo humano. Mitificamos el miedo. Y uno después no sabe decir no te quiero y tiene que acudir a José Alfredo, y emborracharse con una nostalgia que nada más cabe en los boleros. Al despertar, y no precisamente porque amanezca. Miras el reloj. Sientes los pudores. Pones los pies en la línea de fuego. Arrebatas las botas que están tiradas en algún rincón del cuarto que aun no reconoces. Te amé por toda la noche, en dos horas, luego el amor se me fue entre las manos. Y nunca dices que no la quieres, pero para esto ya te mandaron al diablo.

Llega el chamuco para quedarse otra vez sentado en la orilla de la cama. 

—Vámonos, no seas infantil— Dice don chamuco, para rescatarte del ridículo. Pero sabes que podrías amarla para toda la vida. Allá tú si me olvidas.

FADE OUT DE MUSICA Y SE QUEDA UN SILENCIO LARGO, COMO DE A 5 SEGUNDOS, LUEGO PARA NO DEJAR, ENTRA CON EFECTO DE RADIO MONOAURAL LA VOZ DEL LOCUTOR…

Pero como lo que nos aterra es morir, no como individuos de una especie, sino como personas que pueden ir más allá de sí mismas y en esa travesía perderse, entonces es necesaria una civilización que invente los modos de impedir el viaje. 

FADE IN DE EFECTOS MARINOS, AGUA, ARENA, MAR. CON TRES SEGUNDOS BASTA Y SE MEZCLA CON BLOWIN IN THE WIND, DE BOB DYLAN. LO DEJAS HASTA EL MINUTO CON CINCO Y BAJA A FONDO.

Y viene el llamado atávico. Al abordaje  mis valientes, a chambear por dinero, fama, maquillaje de triunfador. Hoy me levanto con la cruda de ayer. 

Sé que no es sólo el alcohol  lo que me abruma la vista y provoca temblores en las manos, ni las mil y una noches de poco dormir, ni las jornadas interminables que he padecido, son los malos tiempos. Tiempos modernos con su andante señor de la soledad. Entonces, queda escribir. Aunque escribir sea una chingadera igual a otra. 

LA MUSICA SE MEZCLA CON KNOCKIN ON HEAVENS DOOR QUE QUEDA EN FONDO

Y una voz desquebrajada nos ponía a cien con la advertencia de la guerra fría y un imbécil jugando con el botoncito. Y uno pensaba, a ver a qué horas a este orate se le ocurre apretar ese ovalado y secreto botón que dispara misiles y ya nomás al otro día estábamos fritos por una ideología. Uno pensaba que atrás del muro de Berlín estaba otra cosa con la que soñar. No señor, se cayó el muro y se nos caían en pedazos nuestros años ochentas con todo y el break dance, los punk de medio pelo y las películas de Mad Max, para que luego nos clasificaran en una generación X. Renuncio a mi derecho a renunciar. El chamuco sigue allí. Al borde de mi cama. El pelo crespo de ella se esparce por la almohada como mancha de tinta china. Son tantas vigilias que ya no creo en nada. Si vivir o dormir o nomás estoy en un trance que me hace viajar a la era cuaternaria del acetato. Todo parece un deja vu, una situación clónica pues desperté y ella seguía allí aunque no auguro que no me mande al demonio. Me clavo en la cama y espero lo que viene. ¿Ya sabes no? 

FADE OUT DE MUSICA Y ENTRA LOSING MY RELIGION DEL GRUPO REM 20 SEG, PERO PARA MI GUSTO LA DEJO HASTA QUE SE ACABE.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: