Categoría: Uncategorized

Bernalejo

Llegó el sábado y por la mañana nadie se ponía de acuerdo dónde podía derrapar las llantas Antonella. Ella estaba lista, nosotros estábamos confusos. Afuera, en la plaza de San Fernando escurría una hilera de turistas de fin de semana que disfrutan las momias y..

La Pintura

Jaral de Berrio Todos estuvimos de acuerdo que teníamos que salir de inmediato de la ciudad. El domingo olía a tedio y a holgazanería barata; sin más, se avecinaba un día sin pena ni gloria,  lleno de trampas para quedarnos desparramados entre la flojera y..

Mandrágora 1998

En esa época trabajaba en un viejo café que se llamaba la Mandrágora, en el corazón de la ciudad. Lo había inaugurado apenas con siete mesas prestadas por una tía  y una cafetera que conseguí en una rebaja en los anuncios clasificados del periódico. En..

El gato

Germán, al que todos apodaban el Gato, antes de toparse en su camino con Eva, era una especie de santo. Nadie se acordaba de eso. Germán había perdido una vida de las siete que se jactaba de vivir en el mundo del no pasa nada…

Descarga el cuento “Desde Siempre”

los impostores: Desde siempre Share