Categoría: Cuentos

Mandrágora

En esa época trabajaba en un viejo café que se llamaba la Mandrágora, en el corazón de la ciudad. Lo había inaugurado apenas con siete mesas prestadas por una tía y una cafetera que conseguí en una rebaja en los anuncios clasificados del periódico. En..